BLOG

Finalmente aquí estamos. Un año “y pico” después de haber iniciado este “Desvarío”, hoy comenzamos con un nuevo anhelo: estar un poco más cerca.

Como todas las cosas importantes, “Desvarío” nació de un buen encuentro entre amigos. De un vino y pensamientos errantes. De un montón de preguntas que no sabíamos responder pero que, sin duda, necesitábamos exponer. De las ausencias que nuestro espíritu artístico echa en falta en los eventos sociales e institucionales. De todo lo que creemos que se puede crear cuando uno se implica, se compromete.

Y se nos hizo hábito el encuentro…costumbre. Y pensamos que quizá nuestro anhelo pudiéra dar respuestas a las preguntas de empresas, agencias y particulares que buscaran impulsar y fortalecer sus eventos a través de las virtudes del espectáculo. Y, para nuestra sorpresa, así fue.

Un año “y pico” de delirar, de juntarnos a buscar éso que no se ve en la superficie; un tiempo de decir disparates para, con paciencia y escucha, ir quedándonos con las ideas que estaban pidiendo ser atendidas.

Jugar. Encontrar. Desvariar. Salirnos del orden regular, confiando en que con trabajo y corazón se puede construir siempre un poco más. Sorprendernos a nosotros mismos primero para, luego, poder ofrecer caminos, paisajes, sonidos, trazos que dejen huella en todos y cada uno de los asistentes a un evento.

Aquí nos disponemos, más cerquita, a seguir con esta quimera que supimos convertir en realidad.